← back

La historia

Años ‘70

En Italia son años de libertad, transgresión y luchas políticas. Predominan la creatividad y el deseo de progreso a toda costa. En este contexto también el estilo del mobiliario va cambiando considerablemente, pues va haciéndose más sencillo y al mismo tiempo más funcional. En 1969 el taller artesanal de Sante Vittorio Cester se convierte en empresa moderna: la sociedad Cesar Arredamenti, una de las primeras empresas italianas en producir cocinas “americanas”, es decir modulares, versátiles, dinámicas. Así es como nace Classico ’70, un modelo que conjuga las formas, todavía tradicionales, con los modernos electrodomésticos. Y mientas en los EE.UU. se pone a punto el primer ratón, en la planta de Cesar se van mejorando los estándares de eficiencia del proceso productivo, cada vez más basado en la interacción entre el obrero especializado y los equipos tecnológicos.

 

Años ‘80

Es la década de un increíble boom economico. En las casas entran los primeros ordenadores, los Commodore 64, y el mobiliario guarda paralelismo con la moda, entendida como look y libertad de expresión total. En la gestión de la empresa, Vittorio Sante Cester ahora cuenta con la ayuda de sus hijos. Cesar va creciendo y propone modelos que manifiestan la personalidad de cada uno: como Elsi, una cocina personalizable gracias a la posibilidad de cambiar los paneles de las puertas y Perla, que ofrece la máxima libertad al combinar los colores e incorpora módulos abiertos a las composiciones.
De ahora en adelante, la personalización del producto llega a ser uno de los valores fundamentales de la producción de Cesar.

 

Años ‘90

El muro de Berlín se acaba de derribar y la imagen va asumiendo cada vez más importancia, pero ya no se la entiende como apariencia: ahora la imagen tiene que manifestar la propia forma de ser y el estilo personal. También la sociedad Cesar está en fermento: para imponerse con su estilo y administrar lo más complejo de la producción. En 1995 se realiza el cambio definitivo en el ejecutivo: la segunda generación, o sea Gina, Dante y Emanuele Cester, van a capitanear la empresa. Se emprende la realización de una red de ventas extranjera, primero con los mercados francés, español y griego. La gama Cesar cuenta con más de 15 modelos de cocinas y en 1998 nace Lucrezia, el “programa” que multiplica las posibilidades de personalización y consiente unas combinaciones creativas. El “custom made”, la creación de mobiliario industrial a medida del cliente, va imponiéndose como principio empresarial.

 

Años 2000

El Millennium bug ya no da miedo, llega el Euro, Wikipedia, Facebook y YouTube forman parte de nuestra vida. En 2002 Cesar estrena su nueva planta productiva, potenciando su superficie cubierta que de los 10.000 metros cuadrados de antes, ahora alcanza los 20.000. El equipo se enriquece con nuevos departamentos, como el Research & Development y el Servicio de Atención al Cliente. Empieza la importante colaboración con el arquitecto Gian Vittorio Plazzogna. La sede tradicional de la sociedad ahora alberga un prestigioso showroom: en sus 1.500 m2 muestra toda la calidad de las colecciones de Cesar, en una sucesión de modelos, acabados, diseño. La moda va siendo cada vez más global y une, con simplicidad y gusto, mundos cercanos y lejanos: Cesar da vida a Coco, una cocina con diseño lineal que luce unos equilibrados contrastes de materiales, y Giò, un modelo desenfadado y de tendencia, abierto a exploraciones creativas.
En 2006 se renueva la modularidad de toda la gama de cocinas, y se la propone, con más vigor, en el extranjero: Cesar llega hasta Nueva York, Moscú, Istanbul… En 2008 piensa dar un paso atrevido: empieza a producir Elite, una cocina clásica y elegante destinada principalmente al mercado extranjero.

 

Años 2010

La comunicación es global e integral: el iPad revoluciona el aprovechamiento de los contenidos multimedia y modifica las costumbres de acceso a la web, mientras los format de los talent show se exportan al mundo entero y los programas de radio y televisión empiezan a dirigirse cada vez más al público de las redes sociales. Cesar propone, sobre la base de un único concepto, Kalea y Kora: dos cocinas vanguardistas, cuyos elementos se pueden componer como un rompecabezas. El departamento contract de Cesar se va organizando todavía más para cumplir las exigencias de los nuevos mercados internacionales, con la gestión completa del proyecto, desde su desarrollo comercial hasta la realización técnica, desde la industrialización del producto hasta su producción. Se lanza al mercado C_Day: el primer sistema de mobiliario para la sala, caracterizado por la gran libertad que ofrece al realizar las composiciones y un rasgo preciso, que aporta una armonía estética intemporal.

 

En la actualidad

En la actualidad Cesar es una sociedad de renombre internacional que sigue poniéndose en juego gracias a su constante actividad de investigación e innovación, impulsada por su deseo de llegar a decorar todas las casas del mundo con un mobiliario funcional, novedoso y con su inconfundible estilo italiano.

La historia sigue adelante…

logo_storia